Datos útiles sobre Alimentación

  Las verduras en invierno  

 

Es muy importante el valor nutritivo de las verduras y consumirlas en invierno es una buena forma de reforzar defensas para evitar gripes, resfríos y otras complicaciones.

Para que resulten más saludables no deben pasarse los tiempos de cocción. Cuando haga tortillas, guisos o revueltos, no hierva previamente las verduras; de esa manera retienen las vitaminas, sobre todo la C y el betacaroteno. Al hacer salsas, agregue albahaca o perejil picados sobre el final de la cocción y también harán su aporte vitamínico.

Consumiendo verduras de diferentes colores se asegurará el aporte de una mayor variedad de minerales, necesarios para nuestro organismo.

Veamos características de algunas verduras.

Escarola: puede ser cruda, en ensalada o cocida, braseada (sellando sobre la hornalla y luego cocinada al horno lentamente) a la manteca. Es indicada para todos, especialmente obesos y diabéticos; en caso de enfermedades del aparato digestivo, consumirla sólo cocida. Contiene fibra, caroteno y proporciona bajas calorías.

Acelga: para tartas, budines, salteada en manteca gratinada. No cocinar demasiado. Las hojas más pequeñas pueden consumirse en ensalada. Indicada para todos y con cuidado en casos de trastornos digestivos, intestino irritable y dispepsia. Contiene hierro, vitamina C, potasio, caroteno, fibra. Es de bajas calorías.

Espinaca: cocida en tartas, soufflés, guisos, tortillas, salsas, rellenos. También cruda, sobre todo las hojas pequeñas. Para todos y con cuidado en patologías digestivas. Contiene hierro, vitamina C, ácido fólico, calcio, potasio, caroteno.

Cebolla de verdeo: se usa el bulbo y el tallo; tiene fibra, potasio, caroteno, vitamina C. Consumir con cuidado en: intestino irritable, problemas de vesícula, dispepsia.

Zanahoria: indicada para todos pero cocida en caso de dispepsia. Aporta fibra, calcio, potasio, caroteno.

Zapallo: en frituras, hervido, horneado, para guisos, puré, soufflé, budines, tartas, dulces, tortas. Sobresale en betacaroteno, de excelente tolerancia y carece de contraindicaciones.

Zapallito: crudo, rallado en ensaladas, frito o hervido. Es bajo en calorías y contiene fibra. Comerlo sin semillas y sin piel.

Radicheta: para ensalada, adecuada para todos pero con precaución en trastornos del aparato digestivo. Aporta potasio, fibra, caroteno.

Papa: contiene vitaminas C y del complejo B, potasio, almidón. Ideal para todos como aporte energético; con precaución en obesidad y diabetes.

Batata: asada, frita, en croquetas, puré, confituras, dulces, en almíbar. Contiene caroteno, almidones y es apta para todos, con cuidado en obesos y diabéticos.

Hinojo: en ensalada; cocido: braseado, rehogado, a la parrilla, salsas, soufflés. Es bajo en calorías. Contiene fibra, caroteno, calcio. Apropiado para todos, en especial adultos constipados y obesos; en caso de problemas digestivos consumirlo cocido.

Ajo: apropiado para controlar la hipertensión y las defensas, indicado para todas las personas menos para problemas en el aparato digestivo. Debe desecharse el brote verde interno.