EDUCACION

Desarrollo del Lenguaje

por la Lic.  María Leticia Gentile (Fonoaudióloga, prestadora de CIMADE RED SALUD)

Los individuos no necesitan el lenguaje para que opere su inteligencia, pero sí resulta imprescindible para acelerar y aumentar la construcción del conocimiento.

La adquisición del lenguaje en los niños sigue un orden predecible, por lo tanto aquellos que no se adaptan a este plan de desarrollo en la sociedad en la cual viven, necesitan ayuda. El terapeuta del Lenguaje, a través de diversas estrategias (tratamientos), los guiará en la adquisición de este sistema en el que parecen demorarse.

Una comunidad parlante elige arbitrariamente los símbolos que la representan, un estilo de vida y su lenguaje.

El lenguaje es un código construido por los miembros de dicha comunidad para transmitir pensamientos, sentimientos, ideas y preguntas; el niño interacciona con su medio ambiente. Cuando no es capaz de aprender el lenguaje que dicha comunidad le impone, cualquier disfunción que evidencie en ese desarrollo es considerado un trastorno del lenguaje.

Las alteraciones del lenguaje podemos clasificarlas como:

- Trastornos del lenguaje: son aquellos que surgen cuando el niño no desarrolla su lenguaje con la velocidad y el nivel esperado para su edad. (Si el niño comprende una estructura linguística puede generarla, de lo contrario actúa sólo por imitación).

- Retardos del lenguaje: demora en la aparición del lenguaje, éste aparece tardíamente o crece con lentitud; las causas que inciden en los retardos del lenguaje pueden ser audiógenas, psicógenas, neurológicas, etc.

- Alteraciones de la palabra: aquí nos referimos a desviaciones de su estructura y uso, alteraciones de la palabra (dislalias), alteraciones del ritmo (tartamudez), alteraciones de la voz (disfonías).

Cualquiera sea la alteración que presente, es necesaria una consulta temprana, antes del ingreso escolar, para prevenir y solucionar trastornos del aprendizaje.

Las alteraciones del lenguaje provocan sentimientos de frustración, ira, temor y desaliento, debemos comprender e interpretar estos sentimientos para poder ayudar al niño a superarlos y desarrollar todo su potencial comunicativo.   _