Hacienda se prepara para pelear la Coparticipación con la Nación 

El gobierno porteño se prepara para el debate por la nueva coparticipación. Ibarra va a pedir que se cuadriplique el porcentaje que recibe la Ciudad. Quiere elevarlo al ocho por ciento como piso ¿El argumento? "La Ciudad aporta un cuarto del PBI nacional y apenas recibe un dos por ciento. Queremos que la Capital sea tratada como una provincia, como un socio más a la hora de distribuir, cosa que hasta ahora no sucede", apuntaron a NOTICIAS URBANAS desde el equipo de Marta Albamonte, la secretaria de Hacienda de la comuna. Lo que dirá Ibarra a los gobernadores para conseguir más plata.

Por Laura Di Marco (N.U.) *

Aníbal Ibarra no se anda con vueltas: quiere cuadruplicar la cuota de la coparticipación porteña, cuando el nuevo esquema empiece a regir, en el 2005.
Y aunque los argumentos de la pelea son complejos, la lógica del reclamo es simple: la Ciudad reclamará como piso un 8 por ciento de los impuestos recaudados, un porcentaje que se corresponde con sus 3 millones de habitantes (el 8 por ciento del total de la población), según explicaron a NOTICIAS URBANAS los economistas del equipo de Marta Albamonte, la secretaria de Hacienda de la comuna porteña.
"Lo que estamos pidiendo es, ni más ni menos, ser tratados como otra provincia más, ser un socio más a la hora de la distribución, tal como marca la Constitución. Sin embargo, eso hasta ahora no sucedió", apuntaron los técnicos.
Como ejemplo, ponen los casos de Mendoza, Córdoba y Santa Fé, provincias que reciben porcentajes equivalentes a su población. La primera el 4 por ciento, y las dos últimas, el 8. El gobierno de Ibarra aclara que el aumento tiene que ser aportado por la Nación, y no por las provincias.
"La ciudad, en cambio, aporta el cuarto del PBI del país (entre el 24 y el 28 por ciento), tiene 3 millones de habitantes y otros 3 que vienen diariamente a trabajar. Sin embargo, recibe alrededor del dos por ciento a la hora de la distribución", argumentan quienes serán los encargados de pulir las razones para un debate que promete ser arduo y que tiene que ser convocado por el gobierno.
Al fracasar el intento de incluir la reforma de la coparticipación federal en las sesiones extraordinarias del Congreso de este mes, es previsible que el proyecto no llegará al Parlamento antes de junio próximo, por lo que la ley estaría sancionada -en el mejor de los casos- a fines de agosto o principios de septiembre. El organismo financiero pide que el nuevo esquema sea puesto en marcha el 1º de enero de 2005.
Claro que todo esto debe comenzar con un paso que todavía no se dio: el acuerdo previo con los gobernadores, que será el verdadero terreno del debate. Esta semana se supo que, en esa discusión, Felipe Solá pedirá un 30 por ciento para Buenos Aires.
Hasta el 2002, la Ciudad recibía una suma fija de 157 millones de pesos, en tanto que el resto de las provincias tenía acordado un porcentaje de la masa coparticipable neta, es decir, el monto anterior a la distribución con las otras provincias. "La Ciudad era la única asalariada, mientras que los demás socios se repartían las ganancias", apunta el equipo porteño.
Esto cambió en diciembre de 2002, por una acuerdo firmado bajo la gestión de Eduardo Duhalde, a partir del cual la Ciudad empezó a percibir un porcentaje de lo recaudado. Así pasó a recibir 344 millones de pesos, que representa un 2 por ciento del total a repartir. Ahora, Ibarra va por todo.
`

* Información suministrada el 17-2-2004 por el Servicio Informativo "Ahora"
de la agencia Noticias Urbanas.