Un nuevo Corredor de Seguridad Escolar, organizado en Villa Real

Un Corredor de Seguridad Escolar, el quinto implementado en nuestra ciudad, funciona desde principios de octubre en Villa Real. Es el primero que fue ideado e implementado por vecinos, escuelas y comerciantes, sin ayuda oficial. Una demostración más de lo que se puede conseguir cuando la comunidad es participativa.

El corredor atraviesa las calles Irigoyen, Pedro Lozano, Simbrón, Cortina, Moliere, Lope de Vega, Tinogasta, Beiró y Nogoyá; son 47 manzanas en que se encuentran 4 instituciones educativas: E.C.E.A., I.M.E.P. y las escuelas números 13 y 14.

Surgió de la iniciativa de Juan Carlos Jancewicz, preocupado porque su hija había sido seguida por un auto a la salida del colegio y por actos de violencia, arrebatos y robos acaecidos en los pasajes y en la Av. Gral. Paz; Jancewicz habló con directivos de escuelas de la zona, la comisaría 44ª ofreció colaboración y así se armó una red de 60 comercios (identificados con un cartel en la vidriera) donde los chicos pueden pedir ayuda.

Las cooperadoras de las escuelas y el Rotary Club de Villa Real pagaron la impresión de carteles para colocar en postes y comercios; los vecinos repartieron 2.000 volantes puerta a puerta.

Los chicos deben circular por las calles protegidas y los comerciantes saben que si alguno está en problemas debe llamar a la policía y a la escuela. La comisaría refuerza la vigilancia entre las 7 las 22 horas con dos efectivos por escuela, un patrullero y una moto.

Núñez, Balvanera, San Cristóbal y Caballito son los barrios que contaban con corredores similares pero que fueron organizados por el Plan de Prevención del Delito, ente dependiente de la Subsecretaría de Seguridad del G.C.B.A.  `