Presentaron un importante libro sobre el barrio de Pompeya

El martes 25 de noviembre por la tarde se presentó “Pompeya: de la pampa al barrio de tango”, un libro que retrata al barrio, con valiosos testimonios y una completa interpretación de su historia. Esta presentación en público se desarrolló en el Centro de Gestión y Participación Nº 5, en la Avenida Centenera al 2902.

Con la idea de que cada lugar debe rescatar lo regional para no perder su identidad y así poder decidir mejor sobre su futuro, Analía Verónica Aprea escribió un libro fundamental para conocer el patrimonio artístico e histórico del barrio de Pompeya.

Pompeya: de la pampa al barrio de tango rinde justo homenaje a los artistas populares que producen la cultura que identificó al barrio en sus orígenes. Contiene reportajes a las personalidades más importantes de la música ciudadana, artistas plásticos, escritores y poetas. En sus páginas encontramos entrevistas a Eladia Blázquez, Sebastián Piana, Ben Molar, León Untroib, entre otros. También está presente la palabra de los vecinos y de los representantes de las entidades sociales, por ejemplo, Franja de Oro, Deportivo Riestra y Asociación Mutualista Del Bañado.

Sentados, de izq. a derecha: Gregorio Plotnicki (director del Museo Manoblanca), Analía Aprea, y Ricardo Paveto (director del C.G.P. nº 5).

Entre los últimas entregas de presentes y distinciones y los últimos saludos "formales" y el comienzo del regalo musical. A la derecha de Analía Aprea está Ben Molar, una personalidad muy ligada al Tango, la música popular argentina y al barrio de Pompeya. La música estuvo a cargo del bandoneonista Matías Rodríguez, típico acompañamiento para los cantores Hugo Borges y Ricardo Lagos.

La sala de Casamientos del C.G.P.nº5, repleta de vecinos pompeyanos aplaudiendo la agradable presentación. Poco después hubo un agasajo con sanguchitos de miga, gaseosas y vino, para acompañar la charla libre y los efusivos saludos.

Aprea se propone difundir el acervo cultural de un barrio que ha cambiado y cuya identidad se construyó sobre el andamio del tango. Identifica la idiosincracia de ese lugar geográfico y de sus primeros habitantes. Pero además se compromete al contar la historia porque interpreta cada acontecimiento y cada producción literaria. Hay capítulos dedicados a la contaminación del Riachuelo, a la denominada "Semana Trágica", y también a la fundación de Buenos Aires, que invitan a la polémica.

Están presentes los lugares más significativos de Pompeya: el bar El Chino, la Iglesia, el Museo Manoblanca. También, los poetas que se refirieron al barrio: Homero Manzi y Daniel Giribaldi. La referencia a los poemas no es la de la cita a secas, sino que rescata el texto y el contexto de cada producción literaria.

Es un libro pionero, si observamos otras producciones literarias sobre los barrios. No encontraremos en sus páginas una mera descripción, ni una sucesión de fechas de ordenanzas municipales, ni la experiencia personal contada en primera persona. Sí encontraremos una interpretación de los procesos sociales formadores de la identidad barrial, mediante testimonios y citas que explican e identifican los fenómenos históricos. Todo lo que se ha publicado hasta el momento sobre el barrio ha contribuido a difundir y salvar del olvido nuestra cultura popular, pero este libro es un primer paso a una investigación profunda. Comienza con una posición tomada: Pompeya y el tango, los principales protagonistas, están inevitablemente relacionados. Luego, los testimonios, y visiones de distintos escritores y poetas que lo atestiguan.

Las fotos son un auténtico testimonio del trabajo de la autora, donde la vemos realizando distintas entrevistas. Además, hay algunas de publicación inédita, donadas por los vecinos, y otras de presencia obligada para aquellos que no conocen el barrio (el Puente Alsina, la Iglesia).

El libro finaliza con una propuesta para la continuidad de la cultura tanguera entre las nuevas generaciones. En el último capítulo rescata la tarea que vienen realizando los docentes en las escuelas de la zona para la difusión del tango entre los chicos. También, rescata el valor esencial de los centros culturales que custodian y difunden la patrimonio del barrio, como el Museo Manoblanca con sus homenajes y visitas guiadas para los alumnos, vecinos de la Ciudad, y turistas. Es decir, es un libro que mira al pasado pero para reflexionar el presente y el futuro. Es un homenaje a quienes forjaron el espíritu pompeyano, y un recuerdo hacia los que ya no están pero recobran viva presencia en sus páginas, como Luis Cardei y Amelia Dos Reis.

Cabe destacar el trabajo de diseño e ilustración de tapa del artista plástico Oscar Sar. Un diseño sobrio pero con fuerza. Un imponente cuadro del Puente Alsina, como lo hubiera hecho Benito Quinquela Martín con una paleta plena de colores y la sencillez de la gente de barrio: el carro, el canillita, y el nieto que pasea con su abuela. También merece una mención especial, el trabajo de diseño interno y de impresión de la Imprenta del Gobierno de la Ciudad, que interpretó el espíritu de mixtura entre el texto literario y periodístico del trabajo de Analía Aprea.

Por supuesto, su lectura es fructífera para todos aquellos a los que les interesa el tango, porque el libro trasciende lo barrial, para pertenecer al universo del tango, por sus testimonios y porque Pompeya forma parte de una Ciudad, como anuncia el libro.

Editado por el Museo Manoblanca y el Centro de Gestión y Participación (CGP) Nº 5, "Pompeya: de la pampa al barrio de tango", es un libro de distribución gratuita. Los interesados pueden consultarlo en el Museo (avenida Centenera y Tabaré), o en el CGP 5 (avenida Centenera 2902).
      
Esquina Manoblanca: 4918- 9448    `